domingo, 16 de junio de 2013

Un motivo más


Dame un motivo más para olvidarte o para quererte
Porque no puedo vivir como lo hacen los mortales
Sé un argumento bueno o mi causa falsa de alegría
Porque el tiempo pasa así de rápido como de lunes a viernes
Como lo hacen aquellas aves que un pincel pinta al vuelo
¿No has pensado que son acaso demasiados recuerdos?
Para un minuto y segundo, que se traducen en historia pasada
No tengo miedo a perder porque todo ya lo he perdido
Tus fotos no me hablan porque ellas no tienen alma
Tu adiós es solo una pesadilla que he aprendido a superar
 
 
¿Por qué no despierto ya a medianoche pensando en tu mirada?
Es porque entre los dos ya no hay más que nada
¿Recuerdas aquella banca de madera que rechinaba?
La misma donde te apoyabas en mi hombro
Es ahora un lugar más para esperar el autobús
No lloro porque mis ojos son desiertos
Y rio porque mis labios son alas que aletean
No habrá ya secretos, palabras, miradas y cartas
Esas ataduras que parecían complicidad
Al fin me han dejado libre para reír de nuevo
 
 
Para ser un silencio difuso en la obscuridad
Que solo un faro de gas podría mirar
Seré las sombras que se pierden en la luz
Y las canciones que cantaba con mi guitarra
Me escucharé yo en mis días de nostalgia
Opacando el eco de tu voz que apenas se oye
Para terminar solo esta última frase te ofrezco…
Mi perdón que es mi indiferencia para ti
Y mi agradecimiento que por ser aquella
A quien un regalo del mar pude al fin dar
 
 
 

3 comentarios:

  1. Me agradó mucho leer esta entrada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Señor o Señora Anónimo gracias por pasar de nuevo por aquí.

      Eliminar
  2. Me gusta lo que escribes, pasaré más seguido...y bueno, soy señorita anónima ;).

    ResponderEliminar