lunes, 31 de marzo de 2014

Doña Nila


No sé que decirte; solo sé que este fue el mes más confuso que pude tener en mi tonta existencia; pero en fin he sido tonto y eso no se me quita. Haber querido Marzo ¿Pensé que tu y yo nos llevaríamos bien? Creo que pago al fin mi deuda sin saldo; aquella la que le debía a Doña Nila.