martes, 4 de junio de 2013

Doctor García

Bueno este jueves que aconteció, caminando para ver con quien iba en realidad a rotar en este bloque me topé con usted; en todo el sentido de la palabra, es una de esas personas que sabe que elemento es.
 
Vi que llevaba cierto artilugio en la mano capaz de hacerle soñar despierto a cualquiera; le soy sincero que si no es por eso jamás hubiera sabido quien es usted, pero el hecho de llevar tan preciado tesoro en sus manos hizo que mi Amiga del Sombreo Antiguo y yo le preguntáramos a que se debía tal atrevimiento.
 
En esa conversación que tuvimos antes, durante y después de la clase me dejo más que sorprendido por saber el valor que tiene usted, no es cualquier Doctor, No. Usted es El Doctor. Pero con estas líneas y con el permiso que tomo prestado de mi amiga le puedo asegurar que en lo más profundo de nosotros sus alumnos del Grupo 4 y sin olvidar al Genio también, solo por usted y sus palabras tan alentadoras que nos dio en su clase solo por eso , le estamos agradecidos por hacer que la esperanza de ser un buen médico y también la mezcla apasionada de amores platónicos plasmados en letras, no vea mermada su capacidad de escribir en la vida lo que nosotros queremos sea nuestra existencia. Gracias por hacernos en algunos creer y en otros crecer, el don de las Letras.

Y por último a cambio de sus amables y alentadores palabras, espero lea lo que también le recomendé.

Con estas palabras me despido querido Doctor García.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario