miércoles, 23 de octubre de 2013

Un día perfecto

 

Un día perfecto… Sería algo así como cualquier día, casual podría haber lluvia o quizá la ausencia de ella. Mi día perfecto no es más que aquel cuando le gane la feroz batalla a mi despertador y que no se oiga por toda la casa ese repique de timbre de colegio que ha despertado más de alguna vez a alguien en casa y después darle una media vuelta a la mezcladora y me doy una ducha de agua fría, para calmar la calentura de una noche sin luz y sin estrellas. Mi día perfecto seria leer un fragmento de la prensa que el repartidor llega a dejarme a las 5 de la mañana y encontrar la grata sorpresa que no hay más muerte ni inflación de las metas que egoístamente me propuse. Mi día perfecto no tiene que ser un fin de semana ¿Sabes algo? Podría mejor ser un lunes para que sea más caprichoso y bizarro mi gusto por lo perfecto, pues en un día perfecto después del muy querido Lunes de Chocolate; cuidaría y platicaría con mi querido bonsái el por qué soy demasiado tímido y que mis conversaciones giren a veces a un ¿Cómo estás?
 
¡Lo tengo! En mi día perfecto dejaría la timidez y falta de buen genio para ser yo alguien tan misterioso como un Yeti… Aunque tenga las manos más infértiles del planeta, aunque lograr que un bonsái llegue vivo a estas alturas es casi un completa odisea… En mi día perfecto pasaría el resto de la mañana en una hamaca, soñando en mil alegrías y encantos para poder ser una especie de mago que logre resolver el acertijo de la paradoja del Futuro como una expresión banal de lo que muere en el pasado, un Silencio que no es escrito en pentagramas pues corromperlo sería un sacrilegio a las sinfonía de un Mozart moribundo y por ultimo una Nada que no cabe en la existencia pero que ocupa un lugar en el vocablo y espacio de la existencia.
 
En mi día perfecto cocinaría pollo, porque el pollo me gusta y mucho con especias, queso y un toque de limón, que acompañaría con una limonada y un pie ¿Por qué no? De limón también y un topping de nieve de limón… En mi día perfecto saldría al parquecito que hay aquí en donde vivo, saldría con mi guitarra al hombro y cantaría a todo pulmón, me subiría en una nube y vería desde abajo para que ninguno se percate de mi presencia sigilosa, tomaría mi tabaquera anatómica para comer como un entremés un poco de limón y un poco de sal… Sin tequila porque la verdad odio tener que estar mareado para disfrutar de este perfecto día. Caería la tarde y después saldría a correr con Sky el será mi amigo que no me va a defraudar porque aun en medio de la lluvia y mis noches de desvelo me ha acompañado y al salir la noche aullaríamos los dos, para cantar de forma perruna nuestro propio Joik y que cualquiera que escuche este canto no entienda nuestra alegría de ser felices en este momento.
 
En mi día perfecto se va acercando la hora del fin, pronto la rotación terrestre marcara el inicio de otro día y mi esclavizador reloj con su tic tac tic tac, me robara la tranquilidad que hasta ahora tenía. Pronto escapemos a la cocina y pondré en mi iPod una canción para recordarte y decirme a mí que todavía falta algo para que todo sea perfecto… Estoy en la cocina sentado en el piso, he tirado un poco de sal por aquello de que a veces hay espectros llamados recuerdos que les gusta jugar sucio, aunque si ellos se comportan podríamos hacer una tregua y hacer la paz, mientras tanto escucharemos la música que a mí me gusta y aquella que a ti te gusta y que aún no la conozco y arrancaría de mi jardín unas legumbres quizás unas que sean naranjas para convertirlas en las testigos de este paso a un día más que perfecto… Que todas estas cosas serían perfectas si tu estuvieras conmigo.



P. D.: Hay veces en los que falla este mecanismo y yo aun siendo relojero y mago no puedo hacer nada...

 




jueves, 17 de octubre de 2013

Esquivando una pregunta


Sucede que estaba tranquilamente leyendo (en realidad estaba ojeando el libro).
 
Cuando descaradamente me preguntaron… ¿Es cierto? ¡Es ella!
 
Con un tono algo desganado y haciendo como si estuviera tan concentrado en lo que leía, conteste: - ¿Quién ella? -
 
No te hagas el pendejo me dijo mi amiga, aquella a la que es difícil convencer para que se le escape una palabra… Bueno en fin todos esperaban una respuesta.
 
No se me ocurrió entonces responder algo más ingenuo como...
 
Y desde que supe que detrás de letras se escondía alguien así,
créanme la quiero más que a Google…
 
Se echaron a reír tan fuerte que me dio vergüenza hasta de la risa de ellos… Pero pude eficazmente desviar la atención y en realidad esquivar algo que está más que claro…
 
Bueno, no me gusta escribir este tipo de situaciones pero pensándolo más detenidamente, creo que es de las mejores respuestas que he dado para no dar respuestas demasiado obvias.
 
 
 
P. D.: ¡Como llegue hasta aquí!
 
 
 

viernes, 11 de octubre de 2013

Una moneda perdida

Una moneda perdida en la calle,
Es atrapada por la laguna formada,
De lluvia de la noche anterior.
Tú la atrapas y juegas con ella
Tiras a cara y juegas pensando en escudo.
 
Ves una tienda y viene a ti un antojo:
Un caramelo de cereza o un bombón de fresa,
Pagas y con esa moneda tienes felicidad fugaz
Ahora dime: ¿Qué harás cuando tengas ganas de más?
¿Encontraras otra moneda y la usaras igual?
 
Querida, así has usado el amor que te profese…
Quede tirado en medio de lágrimas de tristeza
En medio de la calle de noche y luna llena,
Con la maldita rabia de haber pensado,
En que caí en tu atroz engaño.
 
No seré yo de ahora en adelante,
Ni serás tú quien maneje el azar de un juego banal,
Serán ahora los destinos de más calles y monedas,
Serán las risas rotas y las caricias que se quedan,
En una compra de una alegría que seguirá pasajera.


jueves, 10 de octubre de 2013

Proyecto Hanbok

Hanbok… Cuando vi a la doctora que en este año compartió muy gentilmente sus conocimientos de fisiología en nuestra clase teórica; ella alguna vez llevo un tipo de Qipao, que me gustó tanto que después de terminada la clase le dije: Doctora que bien se ve su Qipao (sin mencionar la cara de extrañeza que me hizo)… A lo que ella respondió con un: Gracias, que amable… Después no sé cómo fue que en la pequeña plática que sostuvimos siempre resolviendo las dudas de la clase con un compañero muy peculiar, salió a flote el tipo de indumentaria que llevaba y si habían otros tipos de la misma; pues la doctora me comento que le había gustado tanto lo que traía que lo que menos le interesaba era el nombre de la misma, pero por el nombre extraño que le había dicho anteriormente estaba interesada en si sabía más de la misma.
 
Al decirme esto pues le respondí que se trataba entonces de un Qipao y bla bla bla comencé a mencionarle lo que conocía de todo ello, pues para ser sincero me gusta lo referente a la cultura asiática, contrario a lo que se pensaría de saber solo de anime (algo que sinceramente me gusta muchísimo incluso el shojo pero shhhh) también me he interesado por ciertas “cositas extras” entre ellas los famosos haikus, comida y entre otros que omitiré para no aburrir. Se vino entonces a mi mente esto… El Proyecto Hanbok.
 
El Proyecto Hanbok (también es una indumentaria) es un tipo de pasatiempo para interpretar de forma aficionada… Notas negras, blancas, fusas, semifusas y algunos silencios impresos sobre pentagramas acompañados de ciertas piezas de nuestro interés con un amigo y su hermana que en su tiempo cuando vivían en mi país, lo cual planeábamos hacer por el gusto y placer de sentir en nuestras manos el poder de tocar aquello que amamos y que suene en nuestros oídos; sin embargo debido a que regresaron a su tierra natal, precisamente allá en el continente del sol naciente; todo lo dejamos en pausa pero hace poco hicimos contacto gracias a la tecnología y le pedí permiso a él para comenzar por mi cuenta quizá si el tiempo me lo permite llevar a cabo nuestro proyecto, sé que no será lo mismo sin él y su hermana pero no quiero dejar esta oportunidad y quizá en un futuro pueda encontrar lo que nos faltó en aquella época… Decisión para hacer realidad aquello que se sueña.
 
Aunque en fin creo que mi vida es tan emocionante que gira a veces en torno a hablar sobre ropa femenina tradicional asiática...
 
 

En Papel


En hojas de papel puedo escribir,
Un cuento o una historia real y sincera
Para que mis pensamientos escupan ideas
Tomando una pluma que compre ayer
Que harán flotar en caligrafía temblorosa
Letras que llevan tu recuerdo y mi rabia.

Puedo tomar también un carboncillo
Para pintar con sombras tu imagen borrosa
Con árboles que se tragan la luz
Y crear ráfagas de vientos con el difumino
Que cada vez quedara ensombrecido por ti,
Y mi terquedad de quererte en mi camino.
 
Ayer… Vi tu foto en la que sonreíamos
Pero no era tu falta de presencia la que me hizo llorar
Fue mi falta de ausencia; la que tú no sientes,
Sin unas palabras forzadas que ataquen mi buzón,
Aunque sea a rastras que las lleves ellas sabes que no gritaran,
Porque la única distancia que hay es: un papel y pensar que me extrañaras.

 

jueves, 3 de octubre de 2013

Vida es aquello que...



Vida es aquello que sucede mientras te preguntas que sucede aquí...




Quiero preguntarte I...

 
 
¿Alguna vez te he ignorado,
 como si nunca te hubiera conocido,
como si jamás hubiéramos
hablado?

Amar en secreto

Amar en secreto es similar a una tormenta
En el día hay lluvia y cielos nublados
Con viento frio y una luz tenue que inspira tristeza
Pero inmóvil como un árbol no se puede hacer nada
Solo resignación a balancearse y mover las ramas
Dar cabida a cada día que te absorbe,
En medio de tempestades, y madrugadas.

Amar en secreto es como ser sordomudo,
Sordo para las palabras de quienes te evitan males,
Mudo para no decir lo que había dentro de ti,
Una declaración de muerte en plena luz del día
Para martirizar el cuerpo con estremecimientos inútiles,
Con palabras que se ve como lo tragan cauces flojos
De cuerdas vocales débiles que ahora son solo un juguete.

Amar en secreto y degollarse hasta morir
¿Acaso no es todo esto lo mismo?
Es un suicidio, una bella muerte que se convierte eterna,
Ya que en vez de escaparse sangre de la herida,
Afluyen mil palabras que se desperdician en la cañería,
Pero no se muere ni se podrá arrancar la vida,
Solo en este terrible estado se decide vivir amando en secreto.