lunes, 30 de septiembre de 2013

Pensamientos Vagos IV


Amé tu rebeldía intelectual hasta que vi...


que de intelectual solo los lentes tenias.
 
  
 
 
Cosas que solo a mi suelen sucederme...

Corto


Hay brevedad en como disparo una palabra, no está de más decir que engaña a mi perspectiva de lo que es un juego de coincidencias… Es más apuesto que ni siquiera se percata de que elevo mi vista para ver si tontamente choco contra su alma, pero más puede la cobardía o quizá un miedo al rechazo para aventurarme y probar que se siente sostenerme de la misteriosa forma de sus líneas curvas que suelen ponerme nervioso.

Te digo sencillamente que no me importaría ya en estas últimas desesperadamente  escribirte que, si se le puede llamar a esto “conocerte”, me ha hecho una mejor persona, pues quizá no te has dado cuenta que no todos tienen ese efecto especial que pueden hacer ese “algo” en personas como yo o como aquellas con quienes formas un tipo de enlace especial. Últimamente mis palabras se han quedado cortas no es que haya bajado la calidad debido a la mediocridad que a veces circunda mi vida sino que he estado en un momento de almacenamiento para ver si como el plomo que sale de un fusil me atrevo a escribir de nuevo y convencerte a que me permitas una sola oportunidad…


… La verdad es que no hay nadie como tu…
 
 

sábado, 28 de septiembre de 2013

En estos dias


En estos días me entra una breve antología, que se tragan estos tristes ojos. Es que me hacen falta tus palabras aunque no estaría nada mal que vinieras y me dijeras que no me preocupe por ti; pero así como estuve siempre sin que te percataras de mí mínimamente por mucho tiempo, así creo que seguiré sucumbiendo ante las sombras. Siempre que te veo sin ser dramático me derrito, esto suena paradójico viniendo de mí pero es que sin conocerte del todo ahora estoy tan… Y quedo con cara de soñador solo por el hecho de verte caminar o en el mejor de los casos que me devuelvas el simple gesto que para mí se vuelve como la lluvia que adoro en invierno.
 
No sé qué decirte, pues se cortan mis palabras ¿A quién hablare entonces? Nadie lo sabe, quizá tú lo sepas… Quizá tú lo sepas cuando veas que de una forma u otra que escribiré en un muro la bebida favorita que consumo y me consume, porque es algo que te quiero decir desde hace mucho tiempo, aunque el tiempo vuela yo lo atrapare por un segundo para decirte las palabras más bonitas del mundo… Y cuando leas esto entonces sabrás que en verdad…

Y contarle un secreto al mundo, secreto que solo tú sabrás que significa, pues me he rendido y por fin acepto que creo haber…
 
 

lunes, 23 de septiembre de 2013

Un buen general

Oh si… Que me muerdo los labios para contener unas palabras que podrían rebalsar y hundirme a mí hasta el fondo…

Sé que a veces violo el derecho natural y sé que quienes se dicen llamar ortodoxos de las mayestáticas reglas que son una máxima irrefutable, no pueden responderme un pequeño acertijo que alguna vez me valió un beso… Un beso que sabía a fresas con chocolate porque a eso debía mi recompensa por responder un “juego de niños.”
 

No quiero entrar en detalles pero ahora o más bien dicho dentro de unas horas, estaré jugando mi futuro pues posiblemente sea a las pocas palabras que pienso objetar para “diferenciarme” dentro de los más de 30 postulantes, y así salven esa credibilidad y pueda construir parte de mí “pequeño sueño” que ahora siento tan cerca y todo gracias a volverme un reptil que no pienso mencionar pero que tu quien me lees sabes a que me refiero… Ya que para ser francos no soy de ese tipo pero creo que una oportunidad así jamás volverá y no me puedo dar el lujo de tirarla…
 
Y para terminar creo que por fin mi estrategia ha dado sus frutos ya que he analizado cautelosamente  al enemigo (que va alguien gentilmente me ayudo), pues seguí una máxima que me sirvió de mucho y quizá a ti también te pueda servir entonces te la regalare:
 
 
El buen general se aprovecha de la debilidad de su enemigo…
 
 
Así que mi primera jugada para definir lo que seré y como lo hare ¡Va a toda máquina!

domingo, 22 de septiembre de 2013

La pouf en Converse


Sin darme cuenta he caído en la noción que he estado fantaseando demasiado con protagonistas que llevan estos característicos modelos en sus pies… Ha decir creo que me vuelven loco esas atrevidas formas de diseñar algo totalmente atemporal.
 
Tampoco está demás mencionar que sea una casualidad que la mayoría de historias de los últimos tiempos se puede leer a muchos de los protagonistas usar estas deportivas, en serio creo que son demasiado atractivas hasta para mí cuando veo por la calle a alguna fémina y más aún ya algo grande usar unas de estas, sé que es loco decirlo pero que va esto que menciono aquí solo se queda entre tú y yo.
 
Sin embargo creo que de tanto imaginar a personajes usando Converse creo que me ha agarrado la nostalgia por desempolvar los míos, quizá así pueda yo ser un poquito más similares a ellos, o tal vez coincida con alguien que muera por unas Converse igual y así proponerle que me invite a atragantarnos un par de noches con estrellas.
 
 
 
 

viernes, 20 de septiembre de 2013

Luces


Hay luces de colores que bailan
Y junto a ellas personas que se enamoran
A veces un triángulo a veces cuadrado,
De donde emerge un propósito  acanalado

 Las luces se mueven y tintinean
Son rojas, azules, verdes y tornasoles,
Te has escondido en libros y voluntad de torpes,
Gotas de sal no me digan que también soy zote

Otras luces empiezan con su letárgica agonía
Son la idea de una vaga utopía
Luces de colores que se esconden en libros
Luces de nostalgia que se esconden en mi idilio
 
 
P. D.: En vez de una fiesta te propongo una inocente propuesta...




jueves, 19 de septiembre de 2013

Invitación


 
Visitante:
 
_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_
 
Perdóname el hecho de no enviarte físicamente una invitación con un sobre cerrado y un sello de cera que hasta posea una caligrafía exquisita que deleite esos ojos que ven tantas cosas de la vida también por no decirte personalmente que vengas conmigo, lo que sucede es que estoy algo corto de recursos y un poco gastado de palabras; aunque para ser franco tengo una vista periférica demasiada mala y no puedo verte muy a menudo no pienses que te ignoro, pero por favor visítame y discúlpame la osadía de querer robarte el tiempo que se estarías utilizando para algo más provechoso que leer estas palabras a veces tontas. Quizá no me conozcas pero en realidad quería hacerte la invitación cordial para que me visites exactamente dentro de dos meses; o sea este 19 de noviembre de este año, tómalo como una cita si lo quieres ver así para compartir conmigo la complicidad de que pueda contarte lo que a veces extraño, ya que casualmente cada 19 de noviembre suele suceder algo quizá algo malo en principio pero que al final, me asienta bien, eh por favor no olvides que te comunique con dos meses exactos de anticipación, ya que una de mis virtudes o defectos si lo quieres ver así es la puntualidad y anticipación a los eventos… Ah por cierto si tuviéramos una plática pendiente me gustaría que se pudiera dar desde ya, pues podría ser que ya no exista un mañana o puede ser que se te olvide a ti, porque yo tengo un defecto… Me es difícil olvidar a personas como tú. En fin venme a ver quizá te guste lo que publique ese día y quizá te guste o termines odiándome con mis ocurrencias caóticas, que seguramente solo a personas como tú y yo gusten leer… Gracias.
 
 
P. D.: Intente adornar un poco esta invitación en vista de no poder entregarte una personalmente...
 
_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*

Una multitud...

Se avecinaba una multitud, pero en ella iba yo…

Alguien con una voz desesperante y su dedo largo como una lanza señalo específicamente el lugar que albergaba mi corazón… Era una completa ignorante, no sabía que esa era la marca que me distinguía de todos los demás acompañantes... Y así en mi desesperación volteé a ver a mi alrededor esquive sus palabras tontas y seguí mi camino.

Unas noches antes intente escribir una carta sin destinatario, era especialmente para la persona que al final de cuentas se ha robado uno que otro pensamiento… Y hábilmente conseguí enviar la misma a un buzón el cual sabía albergaría celosamente mis palabras quebradas.

Y en esa multitud recordé entonces mi carta vieja, que era en realidad más que valida para una ocasión como esta… Y mi carta posiblemente alguien la lea y si la leyera una piedra tan bella como “Esmeralda  de un primer día” sabría entendería pues sé que no importa el color con el que vista…

No puedo creer entonces esto que haya llamado a medianoche a un ortógrafo para que me diera su opinión de experto; si entonces podría emplear “Posee” como una de las palabras que seguro escucharas en la Luna que se esconde entre ruinas…

Y en esa multitud me quede esperando, pues no sé qué decir, no sé que hacer, si me ayudaras a deshilar el hilo que ata a mi garganta seguramente escucharías las palabras que mande en aquella carta.

 

viernes, 13 de septiembre de 2013

lunes, 9 de septiembre de 2013

Me han preguntado...

Me han preguntado qué hago de madrugada… Es simple he estado leyendo un poco, si un libro voluminoso e interesante aunque a veces me he desviado del buen camino y cojo alguno que en realidad no tiene nada que ver con lo que debería estar haciendo; a esto creo que le llamaría tentación.
 
Esta historia se la dejo a aquellos típicos seres que suelen disfrutar la madrugada quizá con un recuerdo o aquella tostada con un café para no desmayarse en esta vigilia, para que no piensen en aquel cliché del no poder cerrar los parpados por el café de unos ojos, quizá porque alguien ha perdido ya la vista por querer atesorar algo que no es suyo… En fin…
 
Me han preguntado qué hago de madrugada… Y aún más simple es mi respuesta, me he quedado sin argumentos. No tengo excusas y quizá simplemente porque quisiera recordar cómo se levanta una mañana o solo para sentir el exquisito frio que se cala en mis huesos quizá para sentirme vivo o tal vez para pensar que no necesito que estés conmigo…
 
 
 
 
 
P. D.: ¿Qué hago ahora de madrugada?
 
 
 

miércoles, 4 de septiembre de 2013

¡Shock!


Después de haber recitado como una oración de desesperación los tipos de shock que puede haber y las causas que los originan. Ayer… ¡Si ayer! Necesitaba sufrir uno quizá lo mejor hubiera sido a media mañana o un poco antes, casi desmayaba y no por una reacción cardiogénica o neurogénica y menos anafiláctica, en todo caso la mezcla de lo anterior hubiera sido más que un lujoso coctel.

Me llama la atención saber que otras situaciones ajenas a la teoría medica te pueden acelerar el corazón hasta el punto de equivocarte y calificar mal a tu profesor (menos mal que solo era una encuesta) pues pensaba que era alguien más a quien evaluaba; y al salir de mi salón de laboratorio no pude evitar sentirme mal después de lo tan bueno que se comportó con nosotros, pero aclaro que me había equivocado y lo confundí con otra persona todo debido a este tipo de “situación” que me hizo perder el conocimiento y pasar idiotamente de un estado efusivo a uno quizá un poco maniático… Pero el punto es que si algún día puedo publicar un libro escribiré las nuevas causas que pueden hacer perder el conocimiento de forma torpe, incluso con secuelas tan devastadoras que lo peor que pueden hacer es tener en mi caso a mí, en un estado sonámbulo y quizá como dijo ayer mi doctor encargado…


 ¡Hey! Doctor ¿Alguien lo tiene shockeado?
(Acompañado de una malévola risa sarcástica)
 

Pregunta con la que solo respondí riendo con una complicidad tan natural… Pero que me hizo merecedor de recitar de nuevo los tipos de shock en media clase y que me hicieron culpar a la bondadosa alma que me debito tan buen premio, pero por supuesto aun no podía mencionar el nuevo shock que experimenté ya que la comunidad médica no lo ha consentido aun.