jueves, 13 de junio de 2013

Desde hace mucho que no me pasaba...


Desde hace mucho que no me pasaba esto eran las 3:33 A.M.
 
En un día como hoy (o sea ayer) me levante a esa hora con una gran sonrisa en el rostro, no me importo el frio, o el pestañeo típico que suele suceder; solo me importaba el haberte tenido tan cerca en mi mente soñadora y que fueras parte de este fugaz encuentro.
 
Levante los ojos al cielo e imploré por ti, se me escapa una lagrima y no pude contener el agua que se avecinaba por las mejillas… Es que no sabes pensaba que todo esto era real…
 
¿Cómo te explico? No sé si tú lo entiendas, puede ser que así como te cruzaste en mi destino así algún día tú desaparezcas. Pero eso no importa te soñé y fui feliz, este día fue tan épico y no sé porque te escribo, he pensado a veces que me persigues tan sutilmente, que has llegado hasta ese rincón más escondido de mi ser; mis sueños.
 
Y es lo más cercano a sentirme tan ilusionado, puede ser eso que solamente seas un sueño que jamás sucederá, o que el tiempo solo nos prepara para ese encuentro en el que tú y yo estemos juntos; no sé exactamente quien mueve las cuerdas del destino, pero me gustaría que sea a nuestro favor.
 
Recuerda algo para terminar, he disfrazado cada movimiento, cada personaje, cada situación y momento pero el afecto es el mismo o quizá más porque aunque no lo creas, por una extraña razón quizá seas ahora mi talismán o esa fuerza que más que una simple palabra me impulsa a seguir adelante.
 
Ojala esta noche pueda yo también estar en tus sueño, pero si no es reciproco no importa porque a pesar de todo, a pesar que no sea el mismo afecto, espero que seas feliz con lo que tienes y eres, pues al final de cuentas de eso se trata todo, que pueda ver dibujada una sonrisa en tu rostro al verte… Y no solo en mis sueños sino en la vida real también.

 

Sin embargo desde hace mucho que no me pasaba...
El Soñador.
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario