domingo, 7 de abril de 2013

Salía El Sol


La cálida noche abrazaba tu rostro sereno
Unos nubarrones de misterio engalanaban este encuentro
Y la pregunta que te hace el Silencio…

 

¿Por qué tan callada niña?
Te conjuro irónicamente espíritu de Alegría
Dame la llave de esa sonrisa

 

A las doce campanadas de una marcada melodía
Se refutaba a escombros su Agonía
Era un reflejo del Sol que nacía…

 

Comenzaba los mítines de unas avecillas
Que era del más puro corazón de una cascada viva
Y expandía desde el Horizonte sus reflejos como margaritas


 

Y así salía el Sol
Y así te comías la noche
Y así llore siempre tu partida…


 
 
 
 
Autor:
Marco León



 
 
P. D.: Palabras esperando que regresen...

No hay comentarios:

Publicar un comentario