domingo, 28 de abril de 2013

Equivocación cualquiera...

Sabía que no podía dejar las cosas a la ligera… ¡Sí! Ayer tuve la oportunidad, de esas que parecían una trama más que sabida de una película… Maldita oportunidad que la envié por un tubo y sabes ¿Por qué? Porque mi historia aparentemente era más que entretenida totalmente aburrida y aparque en un lugar para pasar el tiempo…  La verdad no es que quiera buscar culpables ¡No! Simplemente es que me cerré de mente y era tal el punto que cuando me di cuenta del tiempo… Ya estaba llegando la obscuridad y era más que obvio que todo esto se vino a mis pensamientos, después de haberte esperado a que cruzaras el umbral de la puerta de tu casa,  por favor créeme pero volviendo a la realidad… Sabías que después de ti tenía ganas enormes de un Helado….
¿Qué si lo pase comprando después? No, no lo pase comprando como forma de castigo (hola Hipotálamo) para que a la próxima mi subconsciente no sea tan bobo ya que esto no creo que pueda ser una equivocación cualquiera… Aunque después quisiera repararlo con un mensaje que te envíe más noche, tu bien sabes que ese mensaje iba solo para una simple felicitación y…

Solo fue para  decirte lo mucho que vales para mí.


P. D.: Es obvio que mi memoria me falla cuando hablamos…
Jolly Cones
Wayne Thiebaud

No hay comentarios:

Publicar un comentario