lunes, 30 de septiembre de 2013

Corto


Hay brevedad en como disparo una palabra, no está de más decir que engaña a mi perspectiva de lo que es un juego de coincidencias… Es más apuesto que ni siquiera se percata de que elevo mi vista para ver si tontamente choco contra su alma, pero más puede la cobardía o quizá un miedo al rechazo para aventurarme y probar que se siente sostenerme de la misteriosa forma de sus líneas curvas que suelen ponerme nervioso.

Te digo sencillamente que no me importaría ya en estas últimas desesperadamente  escribirte que, si se le puede llamar a esto “conocerte”, me ha hecho una mejor persona, pues quizá no te has dado cuenta que no todos tienen ese efecto especial que pueden hacer ese “algo” en personas como yo o como aquellas con quienes formas un tipo de enlace especial. Últimamente mis palabras se han quedado cortas no es que haya bajado la calidad debido a la mediocridad que a veces circunda mi vida sino que he estado en un momento de almacenamiento para ver si como el plomo que sale de un fusil me atrevo a escribir de nuevo y convencerte a que me permitas una sola oportunidad…


… La verdad es que no hay nadie como tu…
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario