viernes, 11 de octubre de 2013

Una moneda perdida

Una moneda perdida en la calle,
Es atrapada por la laguna formada,
De lluvia de la noche anterior.
Tú la atrapas y juegas con ella
Tiras a cara y juegas pensando en escudo.
 
Ves una tienda y viene a ti un antojo:
Un caramelo de cereza o un bombón de fresa,
Pagas y con esa moneda tienes felicidad fugaz
Ahora dime: ¿Qué harás cuando tengas ganas de más?
¿Encontraras otra moneda y la usaras igual?
 
Querida, así has usado el amor que te profese…
Quede tirado en medio de lágrimas de tristeza
En medio de la calle de noche y luna llena,
Con la maldita rabia de haber pensado,
En que caí en tu atroz engaño.
 
No seré yo de ahora en adelante,
Ni serás tú quien maneje el azar de un juego banal,
Serán ahora los destinos de más calles y monedas,
Serán las risas rotas y las caricias que se quedan,
En una compra de una alegría que seguirá pasajera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario