sábado, 11 de enero de 2014

Coincidir


Sucede que a veces nos toca coincidir con muchas personas; unas quizá más interesantes que otras, sin embargo no me queda la menor duda que coincidir con alguien mental y emocionalmente es más que una fortuna. Como la fusión magnánima que produce la mezcla del café con leche, el chocolate con galletas “Dansk” o la mezcla de limón agua y azúcar para hacer una refrescante limonada.


P. D.: Dentro de poco otra vez a luchar para no sentirme solo en mi insomnio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario