viernes, 2 de agosto de 2013

Tita

No sé cómo empezar, o más bien ya me encamine a decir lo que necesitaba que supieras…
 
Ya viste que sin más querer, el tiempo nos encamino a un mejor espacio como no podía haber sido el día de hoy; desde aquí te contaré otro secreto querida… Aquí me he refugiado estos últimos 6 años… Quizá siempre viví algo distraído no lo sé, pero heme que de aquí robaba todo el ingenio que más de alguna vez mencione y que veas que no son solo charlatanerías.
 
Después quizá de tu complicada semana y contrario a lo mío, de mi más relajada semana, te escribo parte de mi esencia. No has cambiado nada y si lo hiciste no lo he notado pero en este pequeño lapso de tiempo te agradezco por escuchar de nuevo mis frases tontas y quizá cansinas que repetí; tu sabes que siempre me gusto hacerme el de rogar en muchas ocasiones pero al fin me siento libre de poder contarte parte de mi verdad.
 
Espero el sol salga siempre de tu lado de la cama, y que tu peculiar estilo de ver la vida siga haciendo de ti la mujer que conocí, me alegraste y mucho aunque no lo creas de saber que estas bien y que sea lo que tu decidas en un futuro muy próximo sea de lo mejor, para ti, para los que tu más quieres.
 
Un favor también te pido; olvida el hecho de que sea un fanático a los números pero es que sin ellos no se marcarían recuerdos... Sin ellos las fechas no serían fechas y no existirían minutos aunque pensándolo bien... ¿Quién no quisiera un tiempo eterno?
 
Olvida también el que no puedas hacer cosas que piensas son extraordinarias; no le prestes atención a mi “Carpeta Azul” pues al final de cuentas quizá es más extraordinario lo que tú haces, eres de las pocas personas que saben sacar una sonrisa de verdad, de las que luchan siempre, eres incluso me atrevería a decir la mejor bailando y quizá la de muchísima más experiencia para dar esos viajes a Júpiter o quizá para no ir tan lejos a la galaxia más cercana… Deja tu todo eso eres extraordinaria por quien eres entonces no necesitas compararte tú de por sí ya eres extraordinaria.
 
En mi carpeta azul ahora sabrás que escondo… Bueno la verdad a lo que me he dedicado estos últimos años, me siento tan orgulloso de ti y con palabras así como las que alguna vez tu sabías a quien dirigía me despido de ti para que esta travesía sea una gran coincidencia como la de habernos conocido.
 
Y bueno querida Tita ojala algún día; ese día que yo decida sea el indicado sepas entonces la otra historia que no termine de contar... Que todavía existimos personajes como yo...

 
 
 
P. D.: 26 de enero... Por cierto muy amable...



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario