domingo, 1 de mayo de 2011

Y Siento Celos...

Y Siento Celos...

Un manto obscuro, así es la Noche
Una copiosa lluvia, así mi llanto
Y a cada amanecer que ilumina
Una tenue luz acompañada de neblina,
Por más fresca, a mí no refresca…
¡Amor mío! Ahora es cuando vienen a mí los delirios

¿Sabes algo? No quiero cerrar mis ojos,
Porque no puedo ya verte en mis visiones
Tampoco quiero dormir y soñar,
Ya que un mil de pesadillas solo me quieren dañar
Y en cuanto la luz no entra por estas ventanas
Siento que alguien más te abraza

Y si me dices ¿Entonces despierto?
No, ya que este tormento es como el fuego
Se viene a mí ser y quema mi Alma
Tan traicionero que a mi mente llama,
A veces se aparta, pero el solo pensarte
Me vuelve a desearte y sentir que te extraña

Y son espinas, que se clavan y duelen
Y en todo ese dolor herido yo quedo lleno de rabia,
Me veo atrapado en esos segundos pensando,
Tú eres a quien en verdad amo ya que…
Te odio tanto, como si nunca te amara
Pero te amo tanto como si nunca te odiara

En serio me vuelvo loco, ya… ¿Lo ves?
Miles de demonios celosos atrapado me tienen
¿Culpable acaso de Amarte sin cordura?
Sé que perderé entonces el juicio por esta locura
Mi error ¿El haberte querido de más?
Mi condena será el perderte ¿Quizás?

Ahora que sufro me lo haces ver,
Puedo amarte, quererte pero jamás seré como él
Aun sabiendo que sin tocar aun tu glorioso ser
¡Puedo amarte, quererte mil veces más que él!
Y ese beso, sonrisa, o caricia que recibes también
Sabes que no es tan sincero como mi Amor, mi bien…

Grito, y nadie me prohíbe gritar,
¡Te odio tanto, como también te Amo!...
Pero me odio a mi mismo más,
A esta vida, por lo tarde que elegí nacer
A este pobre Ángel que me toco a mi ser
¿Acaso mi Amor, podre volver a creer?

Creer, soñar, pensar es todo lo que quiero recordar
Verte de nuevo como aquellas madrugadas,
Que pienses de nuevo que mi Amor no te engaña
Es más puro que el agua que sale de las montañas
Que estos Celos son muestra que en verdad este pobre diablo te ama
¡Ay Amor, estos Celos me matan!

Y ahora que me queda, solo pensar en lo bella que eres,
Luchar contra esos sueños, que se vuelven en pesadillas
Contra esos Celos que se escapan a veces de mis vigilias
Y que en sin igual combate me dejan solo odio y envidia
Odio a aquellos que creo que tu amas pero escondes
Envidia de no poder ser, lo que deseas tener…

¡Y siento celos! Es tan tortuoso castigo
Pues, no seré quien te tenga en sus brazos,
Ni Un Beso que pueda acariciar tu piel y tus labios
Ni dormir una noche a Tu lado, sentir tu respirar despacio
Ver Tu Cuerpo desnudo cada día entre las blancas sabanas
Y eso y más destrozaran a este Corazón Enamorado

Sé que Tú a otros deseas
Pero no sé cómo evitar este mal que me corroe,
Que mi Alma aqueja en silencio y el dolor a la tumba me lleve
Pues al marcharte te vas con mi vida
Con esos sueños que te conté algún día, locuras que te dije niña
Quizá un beso que me deje tatuado en la boca, te extraño Vida…

Créeme algo antes de que te vayas y yo desaparezca…
Te he dicho Hermosa, Amor, Linda, Encantadora… Cielo…
Como el Paraíso que hay, Mi Universo, jamás como Tú ninguna…
Que no importa lo que nos pase, sin importar lo que suceda
Yo estaré desde el infinito cuidándote y amándote
Cielo Mío, Mi Paraíso en esta tierra…

       En estos Celos, siento que te pierdo...





Autor
Marco León
P. D.: Siento a veces perderte...
Yo quisiera tenerte...

No hay comentarios:

Publicar un comentario