martes, 31 de mayo de 2011

Erase un 31 de Mayo...

¿Has pensado lo que hace el Tiempo? Vuela eso es lo que hace… El tiempo Vuela… Aunque eso si jamás nos hará olvidar solo recordar… Se feliz, no lo olvides… Vive, siente, pero jamás olvides recordarme…

Erase la noche de un Martes 31 de Mayo de hace unos años… Hoy de nuevo un Martes 31 de Mayo, pero con la diferencia que Tú no estás… ¿Olvidar? No lo creo, pero si recordarte por aquellos momentos que como niños jugamos, y por lo mismo era un juego ¿Cierto?...

Aquí desde la distancia te puedo decir que siempre te recordare, pero aun así el verte de nuevo hace poco y ver que de nuevo ya no somos ni seremos los mismos… Te diré ya no acongojado, menos melancólico, que todo aquello nos hace aprender… Aprender de nuestros errores el hacer y dejar de hacer, cuando es justo que paremos y continuemos nosotros con nuestras vidas. Así como Tú, así como Yo.

Como te veo me siento feliz, el saber que tu lo eres me hace saber que no había porque preocuparme menos esperar mil noches y ver si alguno de los dos cedía… ¿Sabes algo? Te digo que encontré quizá a quien de verdad creo que es la indicada, sin embargo, como siempre llegue tarde… Aun así créeme si Tu la conocieras sabrías que en realidad ella es y será la mejor, justo como debió haber sido… El destino así a veces es cruel, pero he sido mil veces más feliz estando aunque sea por momentos con ella y saber que muy remotamente podre hacerlo toda la vida, pero ese poco de ilusión me hace luchar y quizá convencerla…

Ahora de ti, ¿Qué cuentas?, ¿Cómo has estado?, ¿Alguien pudo?... Lo sé, pero créeme ya es tarde… Recuérdame siempre, eso te diré… Como yo también lo he hecho. No con lagrimas, menos con tristeza ni pienses que podría volver, esto es como las palabras, se que sabes a que me refiero. Mejor si me recuerdas vívelo y siente la felicidad, la ilusión eso que llamamos una vez Magia… Si a eso me refiero, a los momentos irrepetibles y agradables que vivimos.

Mi nerviosismo… Tú que no cedías, Mi pena… Tú también te ruborizabas… Mí mirada… Aquella que tu siempre robaste… ¡Ay Andrea! Tú lo sabes… Como cambia la perspectiva con los años. A mí me ha sentado bien los cambios, creo más bien quizá que ellos se amoldan más a nosotros…

Y de quien te hablo… Ni siquiera te preocupes, ella hace lo suyo también, en serio… Me roba la mirada, me distrae, si me llama tan tarde le contesto, con ella he estado despierto hasta ver el Sol, con decirte al fin conseguí que alguien se riera de mis ocurrencias… Todo y mas, por ella daría toda mi vida, sabiendo cómo te dije que quizá no consiga algo más que me recuerde… pero lo hará, créeme siempre me recordara…

No verte más me hace valorar lo que tengo, pero si vieras ahora como estoy, no creerías que sea el mismo, pero lo Soy… Hemos cambiado, somos diferentes… y eran como las 9 de la noche de aquel Martes lluvioso cuando te vi… Tanto Tú como Ella cambiaron mi vida…

O lo tomas o lo dejas… tu sabes cuánto significan para nosotros esas palabras, lo que hacemos por Amor... ¿No crees? Te aprecio, cuídate mucho, un gusto el haber coincidido contigo es este camino… Ya hace 6 años…

También lo recuerdo te gustaban las Rosas...




P. D.: En un día de estos en que suelo pensar... Hoy va a ser el día menos pensado...


La Oreja de Van Gogh - Rosas

No hay comentarios:

Publicar un comentario